Hoy las redes , wassaps… están llenos de lazos rosas que nos recuerdan que es el día internacional del cáncer de mama , el día de las luchadoras del lazo rosa, color que las identifica.

Cada año miles de mujeres reciben un diagnóstico que dá un vuelco a su vida, la pone patas arriba y solo les deja un camino, luchar para salir adelante, en muchas ocasiones muy jóvenes , en muchas ocasiones con niños pequeñitos, cada una con su situación personal y familiar , pero todas obligadas a sufrir.

Las luchadoras del lazo rosa merecen todo mi respeto y admiración, al igual que cualquier paciente de esta cruel enfermedad que no entiende de edades , sexos , situaciones, de nada… pero ojalá me hubiesen mandado esa prueba a mí y no a mi hija, porque si debe ser duro soportarlo en primera persona, y digo debe porque nadie sabe lo que se  pasa hasta que no te pasa, y de eso soy muy consciente, soportar que le pase a tu hija y no poder hacer nada mas que estar ahí es algo que te consume por dentro y te quema viva, cuando un niño enferma lo hace toda la unidad familiar, por eso estamos en la misma habitación, porque no pueden afrontarlo solos como lo haríamos nosotros, como lo hubiese hecho yo , con apoyo seguro pero desde mi posición, no desde la inocencia de una niña que ni tan siquiera sabe lo que está pasando.

De sobra sabéis que no voy a tener vida suficiente para agradecer lo bien que salió todo, lo bien que ella lo llevó y lo ” fácil” que lo puso, su edad para lo único que sirvió es para que no fuese consciente de nada y para que no le haya supuesto ninguna carga psicológica nunca, para eso ya estamos sus papás , que cargamos con ella como un peaje .

A día de hoy que soy mucho mas consciente de la importancia de la salud en todos los sentidos agradezco su curación , agradezco seguir cumpliendo años a salvo de pruebas así y que su padre lo haga, porque aunque me hubiese cambiado no podía hacerlo y ahora lo que quiero es verla crecer sana y feliz , y yo contribuir a ello, por eso me pongo en el pellejo de las mamás luchadoras y seguro qeu su miedo principal es ese, no ver a sus hijos crecer , que también quema la sangre pensarlo.

Por ellas, por todos los niños , por todos los tipos que hay, hay que ser solidarios, en la mayoria de casos se resuelven con operaciones y sesiones de quimioterapia o radioterapia, pero en otros hace falta la solidaridad de las personas, y hay que tomar conciencia que para que algunos pacientes se curen necesitan un transplante de medula osea, y que para eso sea posible debe existir un donante compatible que previamente se ha tenido que hacer donante de medula osea, extrayendo una poquita de su sangre, hay personas que lo necesitan para tener esa oportunidad.

 Esa oportunidad que han tenido miles de mujeres que hoy habrán salido a la calle a agradecer y gritar al mundo entero que la vida les ha dado otra oportunidad y que ahora disfrutan de todo mas intensamente, algunas hasta dicen que no lo cambiarian porque les ha dado otra perspectiva, y las respeto, yo sí lo cambiaría, como ya os he dicho antes me cambiaria por mi hija , si hubiese tenido una varita en el momento del diagnóstico y que la prueba me la hubiesen puesto a mí, es cierto que veo la vida de un modo distinto, creo que me miro menos el culo que antes, pero para eso no tendría que haber pasado por un dolor que superaba todos mis límites, no poniendo a mi hija por medio, eso nunca.

 

Por eso en un día como hoy , me quito el sombrero ante todos los que el destino les ha puesto esta dura prueba, en especial a los muchos niños que he conocido y conozco en este tiempo, niños que mantienen una sonrisa en la cara a pesar de haber pasado un mal día, niños que mantienen sus ilusiones intactas y qeu nos dan unas lecciones de como afrontar todo, los niños de la tercera son niños de otro planeta, son superniños , son superhéroes anónimos .

El destino elige a los que se tienen que enfrentar a este tipo de pruebas, todos tenemos a gente cerca, nos toquen mas directa o indirectamente, porqeu el destino es caprichoso, yo sigo pidiendo , y no lo hago por mí nunca, porque  sigo pidiendo qeu mi niña esté protegida de por vida de este tipo de pruebas, creéis que no es una petición justa y necesaria para mí, seguro qeu me entendéis perfectamente, de paso pido porque este tipo de enfermedades en un futuro no muy lejano sean cien por cien curables y sean mas leves.

Foto dedicada especialmente hoy a las luchadoras del lazo rosa, en especial a Ana de Madrid y Unamás, y a todas las mamás que les toca:

lazo rosa

Anuncios