Ser madre es querer de forma tan intensa q hasta duele, buscar esa sonrisa q todos los días te estremece y sobretodo velar y pedir para q nunca le pase nada, dedicado a todas las mamás sobretodo a las q les toca sufrir demasiado “, esta es la dedicatoria a todas las mamás qeu he publicado hoy en el facebook junto con una foto de estos días de las dos.

Y es que de todas las sensaciones y experiencias que he tenido a lo largo de mi vida, ninguna experiencia se parece a la de ser madre y ninguna sensación supera a un abrazo o beso apretao suyo.

Me siento afortunada por haber tenido el privilegio de formar una familia, miento si no os digo que pensaba que todo iba a ser mas fácil, pero las enfermedades de este tipo no entienden ni de edades ni de nada, pero me siento tremendamente agradecida por cómo salió todo y no debo de quejarme de nada, no sería justo.

A estas alturas , por mi edad, de no haber sido por eso seguramente tendría ya otro niño-a que estoy segura nos hubiese llenado de felicidad a todos, incluida Begoña, pero todo pasó tan rápido que no dió tiempo y ahora ya su papá no quiere y yo tampoco me siento muy preparada , sobretodo porque sé lo que duelen y no estoy para muchos sustos, cualquier pequeña cosa para mí sería un sufrimiento, y quizás la vida no me dé la oportunidad de tener mas niños pero me ha dado la oportunidad de ver crecer a mi hija y no le puedo pedir mas, ella llena tanto mi vida que no necesito mucho mas para poder ser feliz , los tres formamos una pequeña gran familia junto a su yayo que tan cerca está de nosotros, además tenemos hermanos y muchos primos para que Begoña note que tiene donde apoyarse y jugar.

Me hace mucha gracia cuando alguien me dice que no la deje sola, como si ser hija única fuese una cosa mala,pero lo entiendo porque las personas que han tenido una vida normal ven que eso puede ser un problema, para mí no lo es y para ella seguro que tampoco porque ella ha pasado por una terrible enfermedad que ha  superado, que después de lo pasado tanto para nosotros como para ella el tan solo hecho de poder ir creciendo y el estar juntos ya nos llena suficiente como para cualquier familia tres o cuatro niños, es qeu esto solo lo podrán entender los que lo hayan pasado y muchos ya les pilló con dos niños y no se han tenido que plantear nada más.

En fín como madre me siento agradecida a la vida por la hija tan estupenda que me ha dado, desde el principio fué una santa , porque dormía, comía, no lloraba apenas, se adaptó a su guardería, afrontó lo que le vino con su naturaleza fuerte y lo superó, sonríe cada día, se disfraza y nos hace vivir en un  mundo con mas fantasía , adora el colegio, estar con niños.. es una niña diez de verdad , un poco caprichosilla a veces pero eso no es del todo culpa suya, …

Pero como hija hace muchos años que siento un gran vacío en mi corazón, que no noto el calorcito que solo una madre sabe dar, y eso si es una espina qeu vive en mí y con la que he tenido que acostumbrarme a vivir sin mas remedio, hoy también había dedicatoria para ella en facebook, con nuestra primera foto juntas ( cuando nací):

Ojalá fuese tan valiente como tú , que catorce años después del primero y once del segundo cumpliste tu sueño de tener a tu ansiada niña, ojalá.
Gran parte de lo que somos se lo debemos a nuestras madres, ellas nos crian e inculcan los valores que nos acompañaran el resto de nuestra vida, lo único que no nos enseñan es a aprender a vivir cuando ya no están y eso lo tenemos que hacer solitos cuando la vida así lo decide, esa es la peor de las enseñanzas que he tenido que hacer.
Ojalá pudiera abrazarte, decirte lo mucho que te echo de menos en tantas y tantas cosas por las que me ha tocado vivir en estos largos ya dieciseis años, en realidad te echo de menos a diario porque como el calor de una madre no hay nada.
Ojalá hubieses conocido a mi niña, la que me ha enseñado a ver lo qeu es un amor de madre, ese qeu me tenías tu a mí, a tu niña.
Y en un día inventado, comercial o como queráis llamarlo, a mi estos días me gustan sin más, sin darle mas vueltas ni mirarles el lado malo, me acuerdo de mi madre como cualquier otro día pero me hace reflexionar y ver la importancia que tienen en nuestras vidas y la obligación que tengo de ser un buen ejemplo para mi hija siempre , para que ella el día de mañana llegue a ser una persona con muchos valores espero.
Mi madre consiguió su sueño de tener una niña después de dos varones y a los muchos años, a mi hermano Luis lo tuvo con 21 añitos y a mí catorce años después , con 35, fué una mujer valiente y gracias a su sueño nací yo y existo, tuve una infancia muy feliz, con unos hermanos de 14 y 11 años era su muñequilla y la niña ” consentida” por todos y así  me lo hicieron sentir, crecí sabiendo y valorando en la familia que me había tocado vivir, lo malo que no contábamos que una enfermedad fulminante se iba a cruzar en nuestras vidas para destrozarnos a todos, pero las enseñanzas y su forma de ser siempre estarán presentes , muchas de sus cosas en mi personalidad, otras en mi corazón y todas en mi recuerdo.
He leído por ahí que las madres deberían ser eternas, ojalá.
Foto de  mi mamá conmigo recién nacida:
mi mamaa

 

Anuncios