En las anteriores entradas os comentaba qeu desde el diagnóstico habíamos batido el récord estando dos meses sin pisar el hospital, dos meses super felices, pero una “gripe” confirmada mas o menos y una descordinación general ha hecho que en esta semana llevemos con hoy tres veces, y lo mas subrrealista de todo es que a pesar de que hoy a la tercera le han hecho la analítica, al tocar la larga curiosamente ahora, nos hemos venido a casa sin saber como anda de todo ya que los resultados no estarán hasta el lunes, esta vez no era urgente, han habido cosas que me han mosqueado y quemado bastante mas de lo que estamos por estar mal pero sobretodo  a pesar de lo absurdo del día lo importante es que hemos vuelto a casa a comer, y eso ya lo convierte en un buen día.

El martes no tuvo fiebre en todo el día ni la noche, ahora una tos fuerte y que le hacía a la pobre vomitar los mocos, unas velas bastante importantes pero todo era bueno para expulsar los mocos, así que pasamos la noche como pudimos con la tos, y por la mañana ya nos encontrábamos igual de mal las dos , pero ella no tenía fiebre y estaba espabilada, llamé a la consulta porqeu era miércoles y estaría ya su doctora y cuando me dijo que si quería le echaba un vistazo, al final nos fuimos las dos, llegamos ya casi a ultima hora, ella no tenía conocimiento de que habíamos estado el lunes y menos aún que a pesar de haber estado no le habían sacado la analítica , así que según ella aunqeu saldría alterada se la tendrían que haber sacado , a esas horas lo veia tarde para hacerlo, pero le miró el pecho y seguía limpito y la garganta también bien , pero ella quería la analítica tenerla para el lunes así que tomó la decisión de que hoy volviésemos a ir a planta a sacarle la analítica por reservorio y heparinizarlo, ya que llevábamos dos meses sin hacerlo y además en un hueco ella nos vería en una sala de urgencias aparte, que era donde iba a estar el jueves.

Ahí está la base de que hayamos tenído que ir tres veces en una semana, primero la mala suerte de no estar ella el lunes que hubiese hecho la analítica, la falta de información que tenía de nuestra visita porque no quedó reflejada y además tienen un problema serio de comunicación entre los médicos de la planta , y lo peor es que una doctora que ha estado en planta con los niños y ahora en las consultas le dejan solo dos días de consultas a la semana ( lunes y miércoles), y el resto de la semana le hacen trabajar en urgencias, hospital de día de urgencias, todo menos subir a planta, le asignan pacientes fijos suyos, como por ejemplo nosotras y si la necesitamos un día que no sea lunes o miércoles la tenemos que buscar por urgencias, vamos de locos.

Lo que pasa en Jaén no pasa en ningún sitio, o almenos eso espero, los hematólogos dejaron de ver a los enfermos de leucemia por un problema no se sabe entre quién, y me consta que en los demás hospitales esta enfermedad la tratan ellos,  un pediatra oncológico fuera de serie que todo el mundo quería y que yo solo lo ví en un par de ocasiones se acabó yendo o no sé que pasó también y ahora el jefe de servicio aparta a nuestra doctora de la planta y le deja solo dos días de consulta a la semana y el resto de los días le hace hacer cosas que no son las que ella ha elegido, eso al final repercute en los pacientes , porque encima le asigna pacientes fijos a ella sabiendo que no está todos los días disponibles, un desastre de gestión, una pena que pase esto, personalmente por ella que le tengo un gran aprecio también me dá mucha cosa porque sé que ella lo que querría es estar en planta con los niños a diario, con los que están allí en pleno tratamiento, y ya desde hace algún tiempo no puede hacerlo, con nosotros empezó ella.

Hoy para rizar el rizo el eslabón perdido como yo lo llamo ” enfermería” por lo menos de este hospital, llegamos a planta , como está así no hemos entrado a la sala de padres por precaución con otros niños, les digo a las enfermeras que viene malita y es para sacarle la analitica esta especial, dos sentadas en mostrador nos dicen que desde enero la heparinización de reservorio y la extracción se hace en una sala habilitada abajo, bueno bajamos y las enfermeras de allí no tenían mucho conocimiento del tema, entonces les digo me subo que tengo la niña en la puerta con mi padre  y ellas dicen que hasta que no lo averiguen ahora somos suyas y tienen que ver si nos lo pueden hacer, yo muy educadamente pero indignada por el mareo tonto le he dicho que quizá para nosotras con la niña y yo malas no era el mejor día para ellas gestionar la manera de hacerlo, que lo solucionasen y que yo me iba a planta, pero elllas me han dicho que pasase a la niña a una sala y que lo averiguaban, buff al rato vienen y me dicen que me suba, vaya tela, al llegar allí me dicen que va a ser la ultima vez que me la saquen allí y que mi doctora me tenía que haber comunicado lo de la sala, que sala si no tienen preparativos, argggg… nos la han sacado y luego en el pasillo de atrás yo he ido a buscar a la doctora en urgencias pediatrícas que estaba colapsado, ella estaba en el hospital de día y cuando he llegado me ha dicho que en cuanto pudiese me llamaba y bajábamos a un despachito , pero el lío que tenía era monumental y el tiempo se ha convertido en casi dos horas, Begoña agotada dormidita en mis brazos por la mala noche y nosotros hartos, a todo esto habrá pasado por allí unas tres veces la otra doctora de planta, el despacho justo detrás, he bajado y la he buscado y decía que estaba desbordada, qeu sería muy fácil que la hubiesen visto en planta si los pacientes fuesen de todos como debe ser y al final al verme desesperada me ha dicho que la bajase a la sala, le ha vuelto a ver el pecho que sigue bien, y me ha preguntado si éramos las que nos habían mandado abajo a lo de la sangre y luego arriba, y dice que ella no tiene conocimiento de esa sala, está indignada que los pacientes tengamos que sufrir las consecuencias de una descordinación generalizada, y lo de los médicos es de risa, en fin está muy quemada y yo también… seguiremos hablando en otro momento , en ese momento lo unico que quería hacer era llevarme casi a la una de la tarde a mi niña del hospital este de las narices, cuando me ponga buena igual hablo con unos cuantos…

Anuncios