Hoy le toca el turno a alguien muy especial, una de las ” titas” postizas de Begoña, o quizás la ” TITA ”  en mayúsculas, porque nadie mejor que ella ha sabido día a día como ha ido todo desde el principio hasta el final, no es de la familia pero es mucho mas que eso, es alguien que desde que se cruzó en mi camino hace diez años siempre ha estado en mis buenos y sobretodo en mis malos momentos, no vive cerca de mí, está en Madrid pero está mas cerca que muchos que tengo en el mismo pueblo, en la misma provincia, todo le parece poco para Begoña y la colma de atenciones y detalles, ha conocido el tratamiento al milímetro , cada fase, cada día lo que tocaba.

Afortunadamente la vida le ha tratado bien siempre en todos los aspectos, es mamá de tres preciosos niños que son amiguitos de Begoña o mas que eso, pero como ella dice esto también le ha servido para cambiar su perspectiva .

Quería que tuvieseis la visión que tienen las personas que están muy cercanas a nosotros cuando todo pasa, yo hablé todos y cada uno de los días con ella, en el aislamiento, en todo , aún lo hago y al principio creíamos que incluso esto haría que en un tiempo no pudíesemos ni juntarnos por el miedo que tienes al principio por todo, afortunadamente pudimos disfrutar de muchas cosas casi desde el principio y han visto en sus visitas a Jaén como Begoña siempre tenía ganas de jugar, como era una niña feliz en casa y jugaba con sus hijos, lo han vivido todo a veces cerca de nosotros por estar aquí y otras por teléfono, aquí os dejo sus palabras que tienen mucho mérito porque a ella no le gusta nada escribir, ella es mas de hablar, mas de estar , pero bueno lo ha hecho porque yo se lo he pedido y se lo agradezco mucho, le tengo que agradecer tanto a esta mujer, qeu no acabaría tan fácil, ahí os lo dejo:

”  Ya sabes que lo mío no es escribir me expreso mejor de otras maneras.
 Intento recordar cuando te conocí , pero no lo consigo , lo que nunca se me olvida es cuando empezamos a ser amigas, fue en Valencia. ¿te acuerdas?.  Aquella larga noche inició un “No se qué haría sin ti “. Han pasado 10 años  ya.
 Recuerdo perfectamente, lo que hacia cuando me llamaste para decirme que estábais en el hospital, quise creer que no tendría importancia, pero según pasaron las horas tuve un mal presagio, creo que nunca te lo he dicho. Y también recuerdo perfectamente aquel fatídico 29 de Junio, cuando Vicenta me llamo , a ella si le dije mis malos pensamientos, que por desgracia se  confirmaron.” Pero ya no quiero recordar más.

Desde aquel día, hasta hoy ha pasado mucho tiempo, sobretodo para el que cuenta los días, en tu cara y en la de tu mitad (Ramón) se han quedado reflejadas las marcas del dolor , esas que te marcan para siempre, pero si no fuese por ellas, puedo decir que he compartido y comparto la vida con unos padres coraje, que siempre intentáis animaros el uno al otro, y sobre todo le habéis dado a vuestra hija lo mejor de cada uno de vosotros.

De mi princesa solo puedo decir que es una niña feliz, que siempre lo ha sido, que ha disfrutado cada segundo, cuando íbamos a vuestra casa, le encantaba jugar con su amiguita Natalia, que según ha ido creciendo se ha unido mucho a Pablo y desde que Juan llego a nuestras vidas, ella lo disfruta cada día que estamos juntos. Al principio las visitas eran más restringidas pero ella siempre con su sonrisa, después se fueron ampliado las visitas, más tarde empezaron las salidas, el año pasado disfrutamos tanto en la playa. Y este año por fin, cumplimos nuestro sueño, unas vacaciones juntos con los niños, interminables horas en las piscinas,  bufet libre y bailes, muchos bailes que es lo que más le gusta. Debido a la enfermedad nunca la hemos visto decaída ni cansada ni afectada, la he visto con una vitalidad insaciable, con la que sigue a día de hoy y seguirá porque así es ella. Vital y divertida . )
 
 Ahora afortunadamente todo es distinto, juntas hemos reído y juntas hemos llorado,aunque sea salvando la distancia.
 Si me pides una palabra que describa estos dos años y medio, te diria  CAMBIO, a vosotros os ha cambiado la vida y a mi la perspectiva de la misma. Se oyen cifras, porcentajes, enfermedades, que le pasan a los demás, pero no a mí, no a la gente que yo quiero, No a mi PRINCESA , eso es lo que pensamos todos, hasta que un día llega.
 No voy a decirte que se como te has sentido porque eso solo lo sabéis los que pasáis por ese calvario, soy madre de tres hijos y no lo quiero ni imaginar.
 El camino ha sido muy duro también para nosotros, ver sufrir a las personas que quieres es muy doloroso. Por eso hay que exprimir cada minuto de felicidad .
 Lo único que puedo decirte, es que aquí estoy, para la malo y para la bueno.
 Que nos tomamos un “jarabito” ( Mojito o Gin tonic) y ya esta.
 Os quiero a mi princesa y a ti.”
 
Que grande es como persona, como amiga,  un privilegio tenerla en mi vida, un placer compartir con ella y su familia tantos momentos de felicidad y también de dolor, confidente, compañera para todo, cuando subimos a su casa a Madrid nos hace sentirnos como en casa, el musical del Rey León, lo de la Warner, Pablo alborán, Princelandia,… tantas cosas que nos ha preparado siempre para que disfrutásemos tanto Begoña como yo, puede ser que haga solo diez años que somos amigas pero para mí es como si la conociese de toda la vida. Nosotras también te queremos mucho.
SAM_5169SAM_5562SAM_4774SAM_4746SAM_5984
Anuncios