Esa frase se me ha quedado grabada de mi conversación de hoy con una pediatra en un centro de salud en el que estaba trabajando hoy, y no es una pediatra cualquiera, es la pediatra que había en mi pueblo cuando a los cinco días de nacer mi hija  la llevé a que la viera , la primera pediatra fuera del hospital que revisó a mi hija y ya me conocia del trabajo, a nivel personal es la mujer de un ex- paciente de linfoma no  hondgkin hace diez años y tia de una adolescente con leucemia linfoblástica transplantada hace aproximadamente un año, como yo digo mas que una pediatra, sabe lo que es vivir en sus propias carnes este tipo de enfermedades.

Aunque trabaja en un centro de salud, ya en Jaen , de mi pueblo se fué demasiado pronto, era muy buena y cariñosa con los niños y los miraba muy bien, pues en el hospital cuando oyó que había una niña de diecinueve meses hija de una visitadora médica , por la edad y por todo pensó que era la mía y subió a nuestra habitación de aislamiento creo que el primer o segundo día , no lo sé , en esos días mi bloqueo y shock no me permiten saberlo con exactitud, pero lo que sí sé es los ánimos que me dió y sobretodo que me dijo que ella tenía muchas sensaciones y que lo nuestro iba a salir bien, que ella así lo notaba, a mí eso me ayudó mucho en ese momento y le tengo un gran cariño y gratitud por acordarse ese día y algún otro mas adelante que subió a ver como estábamos.

Hoy hemos tenido en su despacho una conversación de estas que me gustan a mí, de las que se tienen cuando lo has pasado mal y sientes que ahora la vida te trata bien, las dos hablábamos de lo que nos gustan los días normales, de la bendición qeu es la rutina del día a día, de lo que tenemos que  agradecer cada día , de lo importante que es disfrutar de todos los momentos, de todo y sobretodo lo que ella me ha dicho es eso la fragilidad de todo : ” somos hojas que se mueven por el viento” , estamos expuestos a todo y en cualquier momento por eso hay que vivir el momento, el presente, como a mí no le gusta hacer planes mucho mas allá de unos días, aunque yo siempre estoy haciéndolos , pero reconozco que no me gusta hacer demasiados porque es cuando mas nerviosa me pongo : ” La vida es eso que ocurre mientras estamos ocupados haciendo planes”, que frase mas acertada, cuando hacemos planes estamos tan pendientes de que lleguen que a veces se nos olvida disfrutar del momento, del ” aquí y ahora” tan importante para mí , así que mejor sin planes y viviendo cada momento como algo único y especial.

Pero inevitablemente hacemos planes , bien sea porque quedamos con alguien, bien porque se acerca una fecha, últimamente , en los dos últimos años mis planes han girado siempre en torno a la salud de mi hija y de los que le rodeaban, porque cuando teníamos que juntarnos tenía que coincidir que no estuviese ella malita lo primero, eso era más fácil sobretodo cuando estaba mas protegida, y que nadie de la reunión estuviese ni tan siquiera resfriado, así que en muchos planes o reuniones nos han faltado gente o simplemente se han anulado, eso a veces te generaba un nerviosismo previo por temor a que no se pudiesen cumplir, por eso hacer planes acabó por no gustarme nada, por lo que suponía , pero reconozco que muchas cosas las tienes que planear con tiempo y en este tiempo como todo el mundo he hecho planes, algunos con muchos meses de antelación pero cuando se cumplen también te viene muy bien.

Bueno a día de hoy tengo muchos planes, no me gustan pero no puedo dejar de hacerlos, para mañana mismo tengo planeado llevarme a mi niña a la feria de Jaén a montarla en los cacharritos y que se compre algo, el sabado iremos a ver los Cantajuegos que vienen al teatro y eso lleva planeado mucho tiempo porque las entradas hay que sacarlas con tiempo, ir andando a la Virgen de la Cabeza el próximo domingo, mi cumpleaños,  ya estoy planeando su cumpleaños que es en noviembre… en fin que para no gustarme hacerlos la verdad es que lo hago con bastante frecuencia, pero supongo que es algo que todos hacemos, la verdad que también te hace muy feliz cuando se cumplen.

Bueno de lo último que hemos vivido, el viernes 11 una revisión buenísima, con casi 6000 leucocitos y mas de 2000 neutrófilos, cifras ya totalmente normales, ella llena de energias, en el comedor, el baile, contenta siempre y sin parar, el entretenimiento osito Pepe ya está puesto en marcha con la mayoria de cosas en el hospital pero abierto a todas las donaciones que se quieran hacer , a Aquiles un niño del viaje a Disney el viernes ya le quitaron el reservorio, el primero de muchos que le seguirán  y el sabado disfruté con mis amigas de una comida en la feria de Jaen muy buena, el domingo comida familiar de la familia de mi marido, Begoña con sus primos y muy bien, vida, mucha vida, actividades, planes , de todo.

Fotos de ultimamente:

SAM_6048SAM_6056

Anuncios