Hoy por la tarde he ido a mi primera clase de reiki, iba sin saber muy bien lo que me iba a encontrar y si me iba a venir bien pero me lo había recomendado mi amiga la psicóloga de la asociación antes de irse este finde a los campamentos de adolescentes que todos los años va por julio, que gran labor la de los psicooncólogos, con los niños y con los papas.

Total que como me habia dejado el telefono, esta mañana llamé para confirmar hora y a las 7 he cogido el coche y a Jaen  , cuando he llegado había los profes, y un grupo de cuatro personas sentadas, he saludado me he presentado y al parecer yo era la única que nunca había practicado reiki, así que una breve explicación y a comprobar sus beneficios, me he tumbado en la camilla y me han dicho que desconectase y me relajase, al principio me ha costado un montón desconectar pero luego pensaba en la música hasta que en muchos momentos solo he sentido relajación sin mas, una pasada para mí porque no estaba así de relajada desde el famoso viernes que no me dieron mi sello de calidad.

No se cuanto ha durado, yo en todo momento he estado con los ojos cerrados y todo lo relajada que podía , la tensión sobretodo la tenía en el estómago que es donde se me acumulan los nervios y lo han notado pero he salido de allí con una sensación de serenidad y relajación que hasta me he quedado floja, para combatirlo al telepizza a por pizzas y cena en casa de mis cuñados con peli al aire libre incluida en la que Begoña ha disfrutado y la ha visto entera.

” El reiki es un sencillo masaje de origen japonés donde las manos contactan de forma estática en importantes puntos del cuerpo: articulaciones, órganos, centros nerviosos, etc. Produciendo importantes efectos beneficiosos.”

Hoy el reiki me ha dado un respiro, el jueves volveré a la próxima clase a intentar por lo menos relajarme como en esta.

 

 

Anuncios