Se acercaban las fechas navideñas y una previsora Manuela se fué al Pryca con su marido a comprar algunas cosas para poder celebrar esas fechas con sus hijos como todos los años, como cualquier madre disfrutaba preparando a sus hijos esos días platos mas especiales y comprando muchas mas cosas de lo normal. Esa compra nunca se llegó a hacer, el carro se quedó vacio porque un dolor insoportable hizo que se tuviesen que ir primero a casa pero enseguida a urgencias del hospital donde ya quedó ingresada .

Nadie podia preveer lo que acababa de pasar , en un segundo la vida te cambia para siempre y aquel día ese carro se tenía que haber llenado , esas navidades se tenían que haber celebrado un año mas en familia y Manuela mi mamá querida tenía que haber seguido estando bien y disfrutando de la familia que habia creado.

Ese día yo estaba en la universidad  y cuando me enteré por la tarde cogí un autobús para ir al hospital donde estaban mis papas sin saber muy bien que era ese dolor y sin sospechar lo que se nos venía encima, al llegar a la habitación encontré a mi madre con un dolor muy fuerte pero ella sin darle importancia y el verla tan fuerte me hizo pensar que en pocos días volvería a casa como ya lo había hecho otras veces. Mi madre era superfuerte , con un corazón sano, dentadura perfecta y se cuidaba hasta el mas mínimo de los detalles, descafeinado, nada de alcohol, dieta variada y sana , eso por dentro y por fuera sus buenas cremas de cara, maquillajes… en fin como ella decía queria vivir mucho y se lo trabajaba día a día.

Nos había pegado un par de sustos, y antes ingresó por pancreatitis ( inflamación del páncreas) y volvió a casa en unos días, así que cuando esa tarde me dijeron que era pancreatitis me quedé mucho mas tranquila pensando que iba a ser como la otra vez, pero había una diferencia, de solo una letra pero una gran diferencia médica, antes había tenido una pancreatitis externa y ahora era interna, ese día no lo supe pero al siguiente todo se empezó a precipitar.

Mi madre tuvo una ” pancreatitis interna necrohemorrágica” literalmente el páncreas se inflamó por dentro y reventó esparciendo el jugo pancreático por todos sus órganos , una brutalidad, pues mi madre aguantó eso estando despierta dos días en planta, la primera noche estando con mi padre y la segunda noche que yo me quedé a dormir con ella y la pobre no podía ya aguantar mucho mas el dolor, curiosamente la UCI estaba llena, de la tranquilidad de estar en planta pensando al principio que estaba todo controlado hasta esa madrugada donde yo estaba con ella y donde a las 7 de la mañana ya la estaban pasando a UCI, pasó de un diagnóstico normal a uno demoledor, ahí llegaron los malditos porcentajes, la sala de espera de familiares, el horario de visitas, mascarillas, batas… y lo que para mí fué con diferencia lo peor, a partir de ahí la sedaron y nunca mas pude volver a hablar con ella, bueno mas bien mantener una conversación porque yo hablar con ellas si hablaba.

Esa mañana el médico que estaba de guardia me dijo que fuese avisando a mis familiares que probablemente le quedaba poco, y me lo dijo a mi , con 21 años  recién cumplidos, estando todavia sola y siendo ella la persona mas importante de mi vida en esos momentos junto a mi padre, eso fué el 13 de diciembre de 1997 , ella ingresó el 11, y rompiendo todos los pronósticos por ellos nos dejó el 8 de enero de 1998, no ese día ni mucho menos, ella luchó , superó varias operaciones a vida o muerte porque quería vivir, tanto que en algun momento alguno de esos médicos que nos daban el parte diario se llegó a plantear que alomejor ella era el piquito del porcentaje que le faltaba, pero estaba demasiado crudo porque desde el principio nos hablaban de un 99,9% de posibilidades de no salir, pero hubo uno que creyó en ella, en la fuerza de su corazón, y a ese clavo ardiendo me agarré yo para ir tirando todos esos días de infierno,  pero lamentablemente el porcentaje alto ganó al 0,1% .

Mi madre luchó como una campeona porque tenía muchas razones para vivir, una nieta de apenas un año, otra de 11, muchas salidas con mi padre, porque queria verme terminar la carrera y casada y porque era una mujer vital, optimista , llena de actividades y cosas por hacer que ante todo se desvivia por su familia.

Yo era su niña, su deseada niña despues de dos varones y que tuvo con una gran diferencia de edad sobre ellos, a mi primer hermano lo tuvo con 21 y a mí con 35, me hubiese cambiado por el para haberla disfrutado 14 años mas de mi vida, cumplió su deseo y se ocupó de que tuviese una infancia superfeliz, recuerdo mis cumpleaños en los que me traía un fotógrafo a hacernos las fotos, la tarta de yema tostada, los findes en el terreno y en el Sport Center en las camas elásticas, recuerdo aprender a nadar a la misma vez que ella, irme de excursión con ella, mi primera película en el cine con ella ” Sufre mamón ” de Hombres G, pero sobretodo recuerdo su amor incondicional a mi sobre todas las cosas, su calor, su entrega sin reservas , sin pedir nada a cambio como solo una madre sabe hacerlo.

Lo hiciste muy bien, te llevo y te llevaré siempre en mi corazón porque hiciste de mi lo que soy ahora, pienso firmemente que una madre es mas del 75% de lo que va a ser su hija, y solo espero hacerlo la mitad de bien que tu con Begoña, como me hubiese gustado que la hubieses conocido, se llama así porque era uno de los muchos nombres que tu me hubieses puesto pero el que a mí mas me gustaba y me llamaba la atención, cuando nos dejaste tenía hasta un dolor físico por la angustia que me provocaba el no saber si podia vivir así ya el resto de mi vida, sin la persona que mas me queria, y al pensarlo siento esa angustia vital , simplemente los años me han enseñado a vivir soportándolo mejor y las cosas buenas que han llegado a mi vida han conseguido que siga adelante, pero ese vacio está y siempre va a estarlo.

Confío plenamente en que sigues velando por nosotros, que eres el angel de la guarda de Begoña junto con su otro abuelo paterno y que te fuistes con solo 57 años, que ayer antes de dormirme pensando en tí te logré recordar muy bien tu cara, tu voz, y que hoy 5 de junio hubieses cumplido 73 y nos hubiese gustado a todos mucho poder celebrarlo, pero la vida no es lo que queremos siempre, es demasiado cruel y apartarme de tí tan pronto lo ha sido, TE QUIERO MAMA.

Foto de esos cumpleaños de los que hablaba con toda mi familia, y de Begoña llevándole hoy su orquídea a su ” yaya”.

Escanear0030familiaSAM_4396

Anuncios