Hacer planes unos cuantos meses antes para asistir o hacer cualquier cosa es práctica habitual en cualquier persona pero para nosotros hacer planes así no es lo habitual, porque una simple fiebre puede echarte el plan al garete si está acompañada de neutropenia, así que en estos casi 22 meses de camino que llevamos evitamos hacer mas planes de los necesarios por cualquier acontecimiento y siempre solemos los días de antes tener especiales precauciones para que no se estropeen, aunque debo decir que hemos tenido mucha suerte en ese sentido y todos los planes importantes que se han presentado como fiestas, cumpleaños o cualquier cosa mas nos han salido bien casi siempre  y ella ha disfrutado como la que mas, su manera de disfrutar no deja de asombrarme pero es una niña y se emociona y disfruta con cualquier cosa y eso me encanta y me hace muy feliz.

Pues bien , hace algunos meses alguien hizo planes por nosotros, pensando en hacer algo que le pudiese gustar a Begoña, mas o menos por el mes de noviembre compró las entradas del Musical del Rey León pidíendonos antes nuestra opinión, a mí desde el minuto cero me pareció perfecto pero el papa tenía sus reservas de si Begoña aguantaria sentada viéndolo con lo torbellino que es pero lo vió también bien, el resto era fácil ellos viven cerca de Madrid así que el plan era ir a su casa y ver el musical el sabado por la tarde en la sesión de las 6 nosotros y ellos con sus niños.

Eso fué por el mes de noviembre, justo cuando ella acababa de cumplir sus espléndidos tres añitos y lo cogió en un mes que ya se suponía había pasado el mas crudo invierno, las cogió en abril en primavera y en todos estos meses ha tenido tiempo de ir completando su plan con mas actividades que han hecho de ese finde un fin de semana inolvidable y especial.

Pues fuimos al musical el sabado 6 de abril, si primavera pero con un frio que pelaba pero no nos importó para nada, por lo menos no llovió que ya eso si es una novedad ultimamente, antes de ir por la mañana tenía hora para las dos niñas, la suya y Begoña en “Princelandia” un sitio solo para niñas donde las visten y las maquillan como unas princesitas y luego dejan entrar a las mamas para hacerles unas fotos cuando hacen un desfile por la pasarela, con lo que me gusta a mi una cámara imaginaos , le pintaron las uñas de las manos, cosa que le encanta y por primera vez la de los pies que a dia de hoy todavia no he conseguido quitárselas porque le encanta vérselas pintadas y como le he quitado la de las manos pues esas le gustan así que se las dejo que no es nada malo, me acompañó a mi al centro de mi amiga a que yo me hiciese tambien las manos y los pies y ella disfrutando allí de ver como se hacia todo, y luego el domingo día 7 que era el cumpleaños de su papa nos fuimos a comer a ” casa Juan ” y con lo que le gusta comer disfrutó mucho cuando no paraban de venir platos y probar de todo un poco y jugar con Natalia, como colofón celebramos luego por adelantado el cumpleaños de Pablo un día antes y se disfrazaron, comieron tarta, chuches y se lo pasaron bomba tambien, así que no se puede pedir mucho mas, no se queria venir a casa y eso es seña de que disfrutó mucho .

En la vida hay personas que te encuentras que te hacen la vida mas fácil, que te ayudan e intentan que pases buenos ratos y que entienden la tensión acumulada por todo , mi amiga de Madrid es especial , ella lo sabe, no tenía que hacer todo esto para serlo pero siempre está ahí en lo malo y también intenta estar cuando toca disfrutar para acompañarnos, Begoña le llama ” tita” y es un título a mi modo de ver muy merecido , ella su marido y sus hijos son especiales para nosotros y para Begoña y pasar un finde así con ellos planeado desde tanto tiempo y que salga tan bien es una gozada, tambien se ha preocupado por mí que ahora estoy mas descuidada de la cuenta y me ha llevado a su centro , mis uñas de las manos y de los pies ni me las reconozco, está bien de vez en cuando cuidarse un poco , siempre sienta bien , y sobretodo está bien ver que se preocupan por ti tambien.

En definitiva hemos cargado pilas, llenamos la mochila para seguir tirando que todavia queda el último tirón que se hace ya un poco pesado así que cogemos aire, y seguimos avanzando, ahora tenemos planes muy buenos para septiembre, una cosa superespecial que ya os contaré  pero para esa fecha mi niña ya habrá acabado e iremos mucho mas tranquilos. Mientrastanto , ahora cuando le dé dentro de un rato su pastilla ella dormidita como siempre le seguiré diciendo ” UN DIA MENOS”.

Como no fotos del finde en Madrid, un finde especial .

SAM_3511SAM_3519SAM_3508SAM_3555SAM_3600

Anuncios