Todos en algun momento de nuestra vida hemos intentado ponernos en el lugar de otra persona para entenderla, animarla , pero hay situaciones en las que es muy dicifil hacerlo, yo diria que casi imposible, porque solo las personas que hayan pasado por lo mismo que tu son las que verdaderamente se ponen en tu lugar, los demas empatizan o intentan hacerlo normalmente porque te quieren o porque le importas, o simplemente porque son sensibles a los problemas de los demas, que de esa gente hay mucha afortunadamente.

Hoy cuando he odio la frase hecha de ” estoy poníendome en tu lugar” , le he dicho no puedes y me he mosqueado mas de lo que estaba empezando a hacerlo porque precisamente la que me lo estaba diciendo estaba haciendo todo menos ponerse en mi lugar.

Los hechos son mas importantes que las palabras, siempre lo he pensado y creo que las personas que te quieren y que le importas siempre lo demuestran mas con hechos que con palabras, asi que cuando alguien habla y hace todo lo contrario a lo que dice no lo entiendo para nada.

Hoy lo que ha pasado es que ha sido un día de hospital, un día de analítica esta vez por brazo, cuando no se pudo conseguir otra técnica para extraer sangre la vez que no toca reservorio y tampoco cedieron en lo de no tener que bajar abajo donde está todo el mundo por lo menos quedó claro dos cosas que si teníamos derecho los que tenemos pacientes neutropénicos ( con pocas defensas) , son dos cosas muy fáciles de decir pero muy difíciles de cumplir por parte del personal segun hoy mismo he podido comprobar:

1. Preferencia sobre los que están allí, ya que donde le sacan la sangre hay embarazadas, niños, transplantados, creo que ancianos y ya mismo no se que se le ocurrirá al que organiza todo esto, estoy deseando conocerlo en persona.

2. Puedo elegir a la enfermera que quiero que le pinche si conozco ya una que se le da bien con mi hija.

Esas son las dos básicas que por lo menos a mi me han quedado bastante claras con mi doctora y que hoy me ha vuelto a corroborar, luego conseguí una extra que espero que no tenga que utilizar, el jefe de servicio me dijo que si le pinchaban dos veces y no podian sacar sangre me subiera a planta , pero eso ya lo hice hace mucho tiempo sin tener su autorización.

Pues bien cuando hoy he ido a dar el papel le he dicho que era preferente y que tenía a la niña en el coche para no estar ahí con su padre, pero a ella le ha dado exactamente igual y ha nombrado a una embarazada que estaba delante de mí, que parte de la palabra preferente no ha entendido, he intentado de buen modo explicarle que me dejase pasar a mi ya que la ultima vez una embarazada tardó veinte minutos de reloj, pero no ha cedido.

Lo que me ha dado tiempo a ver es que eran dos de las que a veces habian pinchado a Begoña sin mucho éxito, es mas cuando la habian pinchado habian tenido que utilizar los dos brazos, así que he hecho uso de la segunda norma y me he ido a los mostradores de los que sacan sangre a buscar a mi enfermera preferida, para mi una santa porque le saca siempre sangre a la primera, al verla le he dicho que cuando estuviese la niña en la sala ya la avisaba pero ella ya se ha levantado conmigo y se ha venido para allá, las otras dos al verla indignadas me han dicho que ella no le iba a sacar sangre y yo le he dicho que si que yo podia elegir enfermera, y os digo que no es por capricho que ya he tenido malas experiencias con las dos, pues se han indignado tanto ,sobretodo una que me ha negado en mi cara que ella le hubiese sacado sangre en otra ocasión que ha empezado a descalificarme personalmente, diciendome cosas del tipo que no estoy bien y que voy a necesitar muchos especialistas cuando esto termine, yo le he dicho que estaba en mi derecho de elegir enfermera y mi pobre se ha visto un poco comprometida pero se la ha sacado como siempre fenomenal, despues lecciones de moral para mi , que se ” ponia en mi lugar”y que no estaba bien lo que habia hecho, yo le he dicho que en ningun momento se ha puesto en mi lugar y que yo no estaba haciendo nada anormal, y me ha vuelto a decir que estaba mal y que no iba a acabar bien.

Lo que me da rabia es que me ha pillado en un momento donde soy débil , vulnerable, el momento mas malo para mi que es cuando le hacen daño a mi niña, el  momento fatídico del brazo, pero aun así  le he respondido y sobretodo he conseguido que le sacara sangre la que yo queria, esta semana cuando esté de visitadora por allí por el hospital les haré una visita, primero para disculparme con mi santa enfermera por el papelon que han montado y luego para decirles a las dos que si no se saben las normas deberian aprenderlas o tendré que informar a sus superiores , porque me doy cuenta de que si nunca hacemos nada estas cosas no van a dejar de pasar y no es justo, yo voy al hospital no para pelear por lo que tengo ya derecho ni para que me digan lo que necesito o  que me descalifiquen, voy a comprobar que el tratamiento sigue bien , que asi es, asi que esto es otra lucha.

Si todos practicaramos mas la empatía, todo seria mejor, en este gremio el de la enfermeria tendria que ser una asignatura en la carrera, y debo decir que afortunadamente hay mas buenas que malas pero las malas que malas son.

Foto de ella en la sala de padres

44289_10200749909138327_760325136_n

Anuncios