Cierro los ojos fuerte y pienso en mi mayor y único deseo a dia de hoy, no es una cosa del otro mundo para la mayoria de los papas , solo quiero que mi niña acabe el tratamiento, vuelva a ser una niña sana y SOBRETODO que lo sea para siempre, que esta pesadilla nunca vuelva, solo quiero que crezca sana y feliz, no es tanto pedir y para el peaje que hemos tenido que pagar yo creo que se lo merece, dicen que si deseas algo con mucha fuerza se cumple, pues yo lo deseo con todas las mias y con todas las de muchos que se que empujais y que estais tambien deseando que ocurra.

Todo hace pensar que va a ser asi, primero porque el tratamiento fué un éxito desde el principio, cosa que voy a agradecer siempre, esa tranquilidad es fundamental cuando estas tan mal, porque se pilló muy a tiempo, porque dentro de los riesgos que hay en su enfermedad ella tiene el mas bajo y encima porque tiene una genética buena que tambien es un factor a su favor, con todo y con eso es duro y dificil apartar el miedo afilado que produce que algo se pueda torcer, pero eso es algo que hay que intentar mantener a raya.

Paso página de todo el año , paso página del 2, de ese año a caballo entre el mas malo y el mas bueno pero que ha sido tambien largo y en ocasiones muy duro, Begoña ha estado todos los dias de sus 2 añitos y todos los dias del 2012 con su enfermedad, asi que el 2 tampoco va a ser mi número de la suerte pero tampoco el de la mala suerte porque afortunadamente no ha pasado nada malo y todo ha continuado yendo bien como estaba planeado y como esperaban sus doctores por su pronóstico y sobretodo por su evolución.

Encaro el año 2013 con muchas expectativas, con las miras puestas en junio para acabar con el tratamiento y con la ilusión que me produce pensar que cuando todo acabe volveré a ver los martes como un dia de la semana normal no como el dia del pinchazo y que cuando duerma Begoña no tendré que darle la pastilla y decirle ” un dia menos” mientras ella sigue durmiendo, eso para nosotras ya será un triunfo y de los grandes, lo encaro pensando que va a ser un año con una gran celebración con todos los que han estado ahí apoyándonos y dándonos calor en los tiempos mas frios.

Hoy Begoña se ha sentado en el sillón de los pajes reales, que todavia no habian llegado y yo mientras le echaba la foto he pensado que su deseo es muy claro , que la dejen tranquila de pinchazos, de pastillas, de todo y será una niña muy feliz, mas aun que ahora seguro, con esa foto os dejo porque no tengo nada mas que decir que voy a acostarme pensando muy fuerte en mi deseo del año nuevo y seguro que se cumple.

La foto de Begoña sentada en el sillon de los pajes:

paje princesa

Anuncios