No ha sido fácil, no ha sido nada fácil mantener mi puesto de trabajo en estas circunstancias pero al final afortunadamente lo he conseguido y hoy he echado por correo mi contrato de renovación.

Mi empresa se ha portado muy bien con todo el tema de Begoña, tengo mucho que agradecerle, al principio cuando pasó todo me dejaron el tiempo que necesité para estar ingresada con Begoña y el tratamiento gordo lo hice estando de alta pero sin trabajar, porque ellos me pagaban lo que salia en mi provincia y cuando pude me fuí incorporando primero visitando por las tardes y luego combinándolo con mi marido y su trabajo, desde abril la crisis dejó sin trabajo a mi marido con lo cual el mio tenia mas peso todavia y yo podia hacerlo apañándonos entre nosotros dos.

Estudié biologia y encontré trabajo muy pronto, casi al acabar una beca de un año que me dieron que me llevó un mes a Viena y tres a Cazorla de prácticas, cuando acabaron esas prácticas en verano, en octubre hice una entrevista que una compañera mia no pudo hacer por no tener coche propio y sin haberlo planeado la hice y me cogieron, una empresa catalana me seleccionó como visitadora medica de mi provincia, eso hace ahora 11 años, nunca se me olvidará que firmé mi contrato el dia de mi cumpleaños, o sea mañana.

Las cosas que no planeas te suelen salir bien, asi que a eso me dedico profesionalmente, mis mañanas transcurren entre hospitales y centros de salud, que ironia, ahora con lo de Begoña le tengo mas mania de lo normal pero mi vida va ligada a médicos de varias especialidades, oncológica no, gracias a Dios, aunque ahora si va ligada a nivel personal.

Combinar el trabajo y la enfermedad ha sido duro pero llevadero, primero porque me ha servido de via de escape de la mente , de no estar todo el dia pensando en lo mismo, y segundo porque tengo la flexibilidad de poder ir a todas sus revisiones por la mañana siempre que le tocan , ye eso a mi me da mucha tranquilidad, cualquier imprevisto o ingreso tambien puedo estar asi que en ese aspecto es perfecto.

Soy de esas personas que necesita trabajar para vivir, para pagar sus cosas, vamos que soy una persona como la mayoria y con los tiempos de crisis no me he podido permitir el lujo de dejar mi zona sin responsable los dos años que dura el tratamiento , sino tenia el riesgo de perder mi trabajo, la cosa tambien está mal en el sector farmaceútico y he tenido un año flojito en ventas que espero superar pero la verdad es que está todo un poco complicado.

En fin que me siento afortunada de tener mi trabajo , de seguir en lo mismo que empecé, de poder parar cuando Begoña lo necesite y ahora que mi marido está en casa el rato que no está en el cole está con el que la cuida igual o mejor que yo, en ese aspecto estoy muy tranquila. Vendran tiempos mejores de trabajo para todos y se superará todo este sinsentido por el que atravesamos, mientras tanto intentaremos como siempre visualizar lo que verdaderamente nos importa,  a Begoña al final de este camino, pero si es cierto que el trabajo es fundamental para poder estar tranquilos sabiendo que no nos falta nada de lo que se necesita.

Mi solidaridad para todos los que esteis en paro, mi marido el primero, cuando tienes un problema como el nuestro el trabajo pasa a segundo plano pero si es cierto que es necesario y que estar en casa quema y desgasta mucho, por eso las cosas que verdaderamente importan en esta vida son la salud de los tuyos y la tuya propia , lo demas se irá arreglando sobre la marcha.

Estoy contenta, me siento bien y quiero y espero tener un buen resultado en el trabajo tambien, por el bien de Begoña y de todos nosotros.

Anuncios