Mañana es dia de hospital, toca el control de las tres semanas de margen que tenemos desde el verano y que esperemos duren hasta el final del tratamiento, porque aunque solo sea una semana se nota mucho ir cada tres en vez de cada dos.

Mañana vamos un poco mas tranquilas, yo porque se que le toca por reservorio en vez de por brazo y ella porque en cuanto llegue y vea que no subimos la cuesta donde estan las analíticas con todo el follón que haya de analíticas ese dia y vea que sube directamente a planta ya de entrada se tranquiliza, lo del brazo la tiene muy asustada, aunque luego tambien pasa un mal rato cuando la pinchan en el reservorio pero es mucho mas fácil y duele menos, ademas se le pone crema anestésica en la zona para que ni note el pinchazo, asi que mas bien llora un poco de estar tumbada y ver que le estan haciendo cosas.

Asi es como deberia de ser siempre pero las normas estan hechas de forma nefasta y sin criterio alguno, de todas formas he decidido que no me voy a conformar con la charla que tuve con una de las doctoras, mañana si esta la otra hablaré con ella a ver que me dice y la semana que viene que estaré por el hospital algun dia hablaré directamente con el jefe de servicio y me enteraré de quien es el responsable de dichas normas, quiero hablarles de buenas formas, con mucha educación pero para que se den cuenta de lo que tenemos que pasar y de lo difícil que lo ponen , me gustaria poder cambiarlo y para hacerlo hay que moverse y yo ahora me siento con fuerzas y dispuesta primero por la rabia de ver los malos ratos y los riesgos innecesarios y segundo porque todavia nos quedan algunos meses mas de tratamiento y no me voy a quedar con la cosilla que tengo ahora por no hacerlo, si se consigue los que vengan detras lo tendran mas fácil, pero tengo serias dudas de que se pueda conseguir.

Otro de los sinsentidos es que ahora en mantenimiento los miercoles que son los dias de control para nosotras hasta que acabe el tratamiento la consulta las doctoras la pasan abajo, en la planta baja, curiosamente en la misma planta de las analíticas, y peor todavia en la planta donde estan todas las embarazadas y todos los niños que hayan ese dia en el hospital con cita, tampoco es muy normal porque te puedes encontrar niños con virus… vale que nuestra consulta es de todavia ni lo se porque pasan a niños de los nuestros y a otros que supongo que tendran enfermedades de la sangre o algo similar, porque son niños que no estan en nuestra planta afortunadamente. Asi es que aunque mañana empezamos bien con analítica en reservorio en planta , luego para ver los resultados y a la doctora tenemos que bajar a la planta baja donde está metido el ciento y la madre, otro despropósito mas de la organización de este hospital, ahora porque ya no venimos los martes que es el dia del pinchazo pero cuando veniamos los martes, primero a la planta a analítica,luego abajo a ver a la doctora cuando te toque y luego teniamos que volver a subirla a planta para que le pusiesen el pinchazo, tiene alguna lógica, Begoña cuando ya la veia la doctora queria irse para casa y nos costaba un monton tener que volver a subirla a planta, normalmente en brazos y llorando y  paseándola por sitios con mucha gente que no sabes ni lo que puede tener, muy mal.

En fin que estoy muy quemada con todo eso y veremos a ver por donde sale, lo verdaderamente importante es que mañana la analítica siga estando bien y que nos den otras tres semanitas de margen y que no tengamos que pisar la planta hasta dentro de tres semanas. Cambiando de tema Begoña estupendamente, sin un moco, sin una tos, hecha un torillo como ella nos tiene acostumbrados, al colegio va contenta y canturrea muchas canciones que le estan enseñando, colorea mucho y sigue cuidando de su bebe con mucho esmero y dedicación , se relaciona estupendamente y se sigue emocionando cuando ahora su papa va a recogerla al recreo, su seño dice que se pone hasta nerviosa y todo por salir, asi que estamos muy contentos con el colegio.

Su papa y yo preparando su regalo para su cumple que es el rincón de juegos en el sótano que al final va a dar mas trabajo de la cuenta porque su papa se empeña en hacer bricolaje para todo, pero bueno yo estoy solo con el cuadro de momento y viendo lo que le voy a poner de lo que ya tiene y si necesita algo mas, eso nos mantiene ocupados y con una ilusión muy especial pensando en lo que va a disfrutar ahi.

Este finde celebramos el 50 cumpleaños de mi hermano mayor, ya es todo un hombrecito, nos llevamos diferencia de edad pero vive justo al lado mio y el y su familia son claves para Begoña y para nosotros, mi cuñada y sobrinas le prepararon una cena-fiesta sorpresa en el restaurante del pueblo el sabado por la noche con tarta temática incluida, que no podia ser de otra cosa que de su trabajo de toda la vida, asi que pasamos un rato en familia con ellos, con mi otro hermano y sus hijos, el novio de mi sobrina la mayor  y con mi papito, esos son los momentos que hay que buscar, saborear y disfrutar al máximo.

Os dejo una foto familiar de esa noche de cumpleaños:

Anuncios