Llevamos unas cuantas entradas de cosas tristes, casos nuevos, en fin malas noticias y hoy por fin toca una con una cara mas amable.

Celebrar siempre es bueno, mucho mas cuando vives la vida como un regalo que tienes que conservar a toda costa, asi que os voy a hablar de las ultimas celebraciones que hemos tenido.

Hace varios post dejé lo de su santo en el aire porque fué el 15 de agosto que era cuando ella estuvo malita gracias a la gastroenteritis que yo le pegué ( no me lo perdono, pero es la primera vez que me he puesto malita). Pues bien al final si celebramos su santo aunque fué unos cuantos dias despues, pero pasamos un buen rato en familia, no toda estaba, y su tita la de las tartas de galletas riquísimas le hizo una y yo improvisé una de princesas con mi típica tarta de queso, lo único que hice fué ponerlas encima pero quedó simpática, era una merienda a eso de las 8 de la tarde que al final se alargó en una barbacoa por la noche, lo que cuenta el buen rato y como disfrutó Begoña, con eso me quedo. Aqui os dejo unas fotos de ese dia:

 

Eso fué al final el sabado 25 de agosto , pero me apetecia ponerlo para que vieseis que al final si pudimos celebrar su santo aunque fuese diez dias mas tarde, eso es lo de menos.

Por otro lado este finde ha estado lleno de celebraciones, por un lado impotantísimo el bautizo del tercer hijo de nuestros mejores amigos madrileños , que gusto 3 hijos ya , familia numerosa, una gran familia, de mi amiga necesito una entrada entera para ella solita que algun dia se la haré porque es una persona que me ayuda y me ha ayudado mucho en todo el proceso, está fuera pero conoce cada fase, cada dia de hospital, cada tratamiento mejor que muchos de los que tengo al lado, es un apoyo incondicional y no hay dia que no llame a casa para preguntar por Begoña, tiene la suerte de tener una familia grande y sana y que sea asi siempre porque personas como ella se merecen eso y mas, asi que pasamos un dia bueno celebrandolo aunque no nos quedamos todo lo que hubiesemos querido porque no nos llevamos a Begoña, porque en el bautizo habia varios niños y ella no sabia si todos estaban bien o no, asi que para no arriesgarnos pues se quedó con mi hermano, mi cuñada y mis sobrinas que son como su segunda casa, viven al lado y Begoña siente devoción por irse allí y a mi me da la vida que tenga su desahogo con sus primas aunque se lleven tantos años de diferencia. Aqui dejo dos fotos, una de mi amiga con su pequeño en brazos recién  bautizado y otra mia haciendo mi función de fotógrafa para luego hacerle un libro de recuerdo, si lo mio son las fotos, pero tengo que aprender a hacerlas bien.

 

Eso fué el sabado 15, bautizamos al pequeño Juan con la seguridad de que crecerá sano y feliz y el domingo fué el cumpleaños de mi papa, mi papito como yo lo llamo, para mi es algo mas que un simple padre, me quedé con el sola en casa cuando apenas tenia 20 años al fallecer mi mama y tiramos para adelante aunque nos costó volver a salir de casa un tiempo, es un hombre excepcional, noble, sencillo, al que  quiero con todo mi corazón, pieza clave en la enfermedad de Begoña, en el aislamiento mis pies y mis manos por la mañana y en todo el proceso ya nunca se ha separado de nosotros ni un instante, es grande y Begoña tambien quiere mucho a su ” yayo”, asi que el domingo nos fuimos a comer con los vecinos ( mi hermano mayor y su familia) y pasamos tambien un rato muy bueno en familia. Dejo dos fotos, una de Begoña y su yayo y otra de la familia comiendo.

Pues estamos a casi 9 meses del final y mientras restamos dias y sumamos momentos vivimos , celebramos e intentamos disfrutar de lo bueno que tiene la vida , la cuenta atras es pesada pero su risa es un bálsamo que todo lo cura, ah por cierto hoy al cole con risas al entrar y al salir, si ya mismo el problema lo vamos a tener porque no quiere salirse a las 11:30 ya verás, pero bueno todo a su tiempo.

Anuncios