El ultimo dia de las fiestas del pueblo se tiran los ” fuegos artificiales” , se suele hacer a la 1 de la mañana y suele ser un bonito colofón a lo que han sido unos dias divertidos y sin preocupaciones para casi todo el mundo.

Para mi los fuegos siempre han tenido un significado especial y emocionante, sobretodo desde que los hacen con música, y es que la música da ese sentimiento que alomejor a los fuegos solos le faltan, suben hacia el cielo y allí se  convierten en palmeras, estrellas, diversas formas y yo siempre he pensado que los que están allí como mi mama esa noche notan algo especial, o por lo menos me gusta pensarlo , lo hago desde hace ya muchos años, y me emociono siempre, el año pasado no los vi porque estábamos en un ciclo de quimio, Begoña tenia sus propios fuegos artificiales en su cuerpo pero aun así me acordé de la sensación que siempre tenia yo ese dia y escribí un mensaje en el facebook y en los folios donde escribia , por entonces escribia mas bien poco, y curiosamente ese dia escribí que me rondaba por la cabeza hacer un blog, tuvieron que pasar muchos meses para que eso se materializase, sobretodo tuvo que pasar todo el tratamiento gordo de ingresos.

El mensaje de ese dia  fué este:

” A punto de tirarse los fuegos artificiales que darán por finalizadas las fiestas mas tristes de mi vida, estamos en el hospital y mi niña tiene sus propios fuegos en forma de quimio de 24 horas desde las dos de la tarde de hoy hasta las 2 de la mañana, vaya colofón.

Aunque ha sido un verano negro , duro e injusto hoy desde el hospital,  tengo fuerzas suficientes para pensar que todo va a salir bien y que alomejor el año que viene todavia no pero al siguiente mi hija estará en la procesión devolviéndole a la Virgen su gesto”.                                   23 Agosto 2011.

Lo cierto es que desde ese mensaje en el que no veia con posibilidades lo de que mi niña pudiese salir a la procesión a la realidad de este verano hay una considerable diferencia, hemos salido bastante al aire libre, y en las fiestas lo que su gastroenteritis y la mia nos han permitido, si bien es cierto que el domingo, el dia de la procesión es cuando ella estuvo peor y no pudimos hacerla al final del recorrido como yo habia planeado por lo menos pudimos ir a la levantá, el año que viene por fin estoy segura que la haremos y Begoña disfrutará de unas fiestas sin ningun tipo de tapujos.

El lunes dia 20 de agosto salimos a despedir las fiestas y sobretodo a ver los fuegos artificiales, yo me volví a emocionar por lo de siempre y esta vez un poco mas de pensar que el año que viene los teniamos que ver de otra forma, Begoña cuando empezaron se fué con su papa un poco mas lejos , tanto que acabó en la pista joven bailando, luego un rato allí viéndola bailar, un rato muy agradable aunque corto y despues para despedirnos de estas particulares fiestas se montó con sus amiguitos en la colchoneta y no paró de reir, luego se durmió en el coche camino a casa , en menos de un minuto.

El escrito de este año que quiero revisar el que viene es este:

” Intentamos disfrutar de todo lo que podemos en la medida de lo que podemos, está siendo mas de lo que nos pensábamos al principio del tratamiento que pensábamos que no ibamos a poder salir a la calle, a pesar de todo miramos hacia delante sabiendo que quedan 10 meses de tratamiento donde sus defensas no son las normales y hay que tener cuidado, con la mente puesta en el final y los dedos cruzados para no tener que visitar el hospital mas de lo necesario, el año que viene será todo mejor, como ella merece y yo seré inmensamente feliz de ver que lo ha conseguido”.

Hoy fotos del ultimo dia de la fiesta, de los fuegos y del ultimo rato en la colchoneta con sus amiguitos, que gusto:

Anuncios