Si como me alegra escribir esto estamos en casa desde las 12 de la mañana mas o menos y es Begoña una vez mas a roto todos los pronósticos de tiempo y nos hemos venido en menos de lo normal, lo suyo no es muy normal.

Pues nada al final solo un sustillo, que ha sido un susto gordo pero que se ha quedado en nada, los cultivos han dado negativo y ella no ha tenido ningún  síntoma, simplemente su estreñimiento ocasional y la fiebrecilla, como ayer en todo el día le dió y sus defensas vuelven  a su normalidad ( a la de ella, no a la normalidad de cualquier niño), pues nos han dicho que para casa, y nosotros mas contentos que unas castañuelas.

Cuando se ha dado cuenta y le hemos dicho que nos ibamos se ha puesto emocionada, se le ha quitado un poco la emoción cuando ha entrado la enfermera a pincharle en el culete su medicación de cada martes, pero que continúe su tratamiento es señal de que todo va bien, luego al ratito han venido a quitarle el pincho y todos tan contentos, vestirla y salir pitando ha sido todo a la vez, no queremos estar allí ni un segundo mas de la cuenta.

Hoy pensaba que iba a empezar mi entrada diciendo que a pesar de que hoy 5 de junio mi MAMA cumpliria 72 años ( nos dejó con 57), hoy no podríamos ir a visitarla al cementerio y llevarle flores, pues eso ha cambiado esta tarde iremos a visitar a su abuelita ” yaya” y le llevaremos flores junto con sus otras primas, por eso lo de ” gracias mama y felicidades”, porque se que ella nos ha echado un cable como siempre para que saliesemos antes y podamos visitarla cuando se vaya esta calor sofocante que en el hospital no se nota ( lo unico bueno que tiene).

Como siempre espectacular su recuperación, lleva desde el sabado por la tarde-noche conectada sin poder andar , pues desde que está aqui que ahora son las 3 de la tarde, lleva aproximadamente 3 horas, le ha dado tiempo de jugar con su prima Sheila en el sótano, de jugar con su papa a pillar, de comer macarrones y sobretodo de hacer caca por fin, solo necesitaba estar en casa para hacerlo creo yo.

Ahora está en casa de mi hermano con sus primas, vivimos pegaitos así que está disfrutando un poco y de paso comiendose un helaito y yo ahora mismo estoy feliz y solo pido que no le de fiebre y que podamos seguir adelante con nuestro tratamiento hasta llegar al final donde nuestra vida será mas buena y con menos sustos.

Gracias por todos los mensajes de apoyo, nos han llegado , los agradecemos y nos gustan mucho, a mi escribir me ayuda mucho tambien, ojala lo hubiese hecho en ese mes de encierro, pero ahí en ese momento lo hacia en papel, algo que quedará siempre pero que no me apetecerá leer mucho la verdad.

Acabo de ir a buscarla a casa de sus primas y me la encuentro a la tia bailando con su ritmo habitual, ¡ que increibles son los niños! , ¡ que lecciones de vida nos dan!

Como me ha hecho tanta gracia le he hecho una foto y hoy que puedo subirla si os la dejo.

Anuncios