Ayer fué la procesión de la Virgen de la Cabeza y Begoña y yo nos acercamos a verla salir, ¡ todo un triunfo!.

La relación especial que tengo con la Virgen de la Cabeza arranca antes de nacer ya que mi madre tenia 2 niños y aunque ya habia pasado muchos años tenía la espinita de tener una niña, fué y se lo pidió a la Virgen y bueno yo fuí niña la verdad muy deseada y tuve una infancia maravillosa.

Eso pasó hace muchos años pero cuando yo ya me puse a buscar fuí a la Virgen e hice lo mismo que mi mamá , se lo pedí que fuese niña y si se cumplia haria lo mismo que ella hizo conmigo, subir la calzada descalza con ella en brazos, y lo hicimos cuando ella tenia 6 meses , mi mamá fué mas valiente porque lo hizo cuando yo tenia 4 años , imaginaos lo que pesaria pero vivian en Barcelona y bajar pues costó mas, pero lo cumplió que fué lo importante.

Despues le hemos hecho alguna que otra visita, pero desde que Begoña se puso malita le hemos hecho mas para que nos proteja y la cuide mucho ,ahora tenemos otra promesa el papa y yo que esperamos cumplir cuando acabe todo y le quiten el reservorio, que ella tambien fué una niña muy deseada, y se merece tener una vida feliz por todo lo que esta pasando tan chiquitita.

Cuando fué la Romeria , el último fin de semana de abril, un andero muy especial pasó por su manto una cosa de ella, así que por todos lados intentamos pedir.

Es lo que decia en la entrada anterior, necesitamos aferrarnos a muchas cosas y a la Virgen es una de ellas.

Fué una sensación extraña estar en la procesión, tenia la sensación que estabamos como de prestado y se me saltaron las lagrimas en varios momentos aunque me pude controlar bien, solo la vimos salir en un lugar sin mucha gente así que despues para casa tan contentas y ella bailando con la música de la banda, con una niña así quien no se anima es porque no quiere, estuvo muy distraida con su primo los dos vestidos de flamencos que estaban para comérselos, y yo pensé que estos momentos se repitan muchos años, con muchos trajes mas de flamenca para mi niña y para mi ( me animaré un año de estos a hacerme uno con ella igual), que la vida nos de la segunda oportunidad que nos merecemos y que no me sienta de prestado en ningun sitio y menos en  mi pueblo con mi gente.

Solo me queda decir : VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA.

Y hoy fotos de la Virgen y del momento que la llevé a cumplir mi promesa.

Anuncios