El dia 29 de junio de 2011 Begoña volvió a casa despues de pasar un mes en la 309, no volvia sola, venia acompañada de una incomoda compañera de viaje, su enfermedad, que le iba a acompañar durante los próximos 23 meses ( en ese momento ella tenia tan solo 20 meses.

La vuelta a casa tuvo un sabor agridulce, por un lado el sabor de la victoria de su    ” REMISION COMPLETA” y de que la fase mas delicada habia transcurrido sin incidencias, commo dijo la doctora: ” la inducción ha ido perfecta”, y por otro lado volver a casa pero con su enfermedad que iba a estar muy presente e iba a condicionar nuestras vidas, nuestra rutina, nuestra tranquilidad y nuestra felicidad.

Esta primera salida del hospital era muy esperada y yo la habia soñado muchas veces pero tambien era muy temida; nos ibamos al mundo real, al de fuera del hospital, plagado de oportunidades pero para nosotros ahora plagado de peligros, aunque teniamos nuestras recomendaciones muy bien aprendidas ( si fiebre salir pitando al hospital, no aglomeraciones de gente, no animales, no personas enfermas en contacto, estricta higiene de manos…) era imposible no tener miedo al no tener al otro lado de la puerta la protección que te daban los médicos, las enfermeras, psicóloga… necesitaba tener la seguridad que a mi niña no le iba a pasar nada y eso nadie en ese momento me lo podia dar.

Estar en el hospital habia sido agotador tanto a nivel psicológico como fisico pero tenias tu mente muy ocupada en las rutinas de los tratamientos, en el día a día sin ver mas allá, en la hora del parte médico almediodia para saber que las cosas iban bien, todo tenia una rutina y volver a casa era adaptarse a una vida nueva, una nueva rutina y sobretodo aprender que habia que asumir lo que habia pasado, asumir que Begoña tenia cáncer y que para superarlo nos quedaba un tratamiento largo y duro.

Te das cuenta entonces que todo ha cambiado, tus prioridades, los proyectos se aparcan y la  agenda ahora esta repleta de citas con la quimioterapia, con las analítcas, con el tratamiento de Begoña, con su lucha, esa era nuestra realidad a finales de julio de 2011.

Os dejo una canción que se titula ” De vuelta a casa ” que es lo que hicimos las dos ese dia y es una canción de amor , pero en nuestra vuelta tambien habia mucho amor y sobretodo mucha esperanza de que todo salga bien.

 

Anuncios