En la habitación de aislamiento los días se hacen eternos y las noches interminables, sin duda el momento mas importante del día y el que mas esperábamos era la visita diaria de las doctoras para dar su parte, eso pasaba aproximadamente almediodia, a los 2 días de estar en la 309 recibimos muy buenas noticias:

         – no estaba en sangre

         – no estaba en medula espinal

         – solo en medula osea y solo con un 40% de infiltración.

Eso era muy bueno, las células malas solo estaban en medula osea que es donde se forman las células de la sangre , ni siquiera habia pasado a sangre y menos a la medula espinal. Al ser niña no tenía el problema de los testículos porque esa es otra zona donde se suele producir infiltración y solo lo tenia en un 40 %, era uno de los casos mas leves de esta enfermedad.

Aun así habia empezado con el protocolo establecido a nivel mundial y su tratamiento total duraria nada mas y nada menos que 2 años ( mas de lo que ella tenia de edad).

    Era importantísimo esperar a la genética para que se confirmase el buen pronóstico y eso tardaba bastantes días.

   La espera es mala, agónica cuando depende lo mas importante de tu vida, esperar resultados, esperar analíticas… es un pulso constante contra el miedo y la desesperación.

   El proceso de INDUCCION tenía la función principal  y fundamental de eliminar las células malas, para ello habia que utilizar quimioterapia, y desgraciadamente a pesar de los avances que hay hoy dia la quimioterapia destruye lo malo pero tambien lo bueno, así que en esos dias su medula se iba a quedar a cero de todo, de neutrófilos, linfocitos, plaquetas… sin defensas y una pequeña infección podía tener consecuencias fatales, de ahí la importancia del aislamiento, de las mascarillas, del alcohol antiséptico, de los guantes en las enfermeras… todo tenia que estar lo mas aséptico posible para que mi niña no pillase nada estando a cero de defensas.

   Los días iban pasando , su medula se iba quedando cada vez con menos cosas y llegó el dia +14, que era el 14 de julio y tocaba bajarla a la UCI para hacerle el aspirado de medula para ver si el tratamiento funcionaba, si la quimio se estaba cargando a las células malas porque a las buenas sabíamos que si por sus analíticas, de esto iba a depender mucho su curación porque si la quimio no le funcionaba necesitaria transplante, como la Dr comentó muy bien ” hay distintos caminos para curarse, el mas fácil solo con quimio pero a veces se tiene que ir por otros “.

   Llegó el dia siguiente y aunque fué un dia muy complicado y duro ( se confirmó otra leucemia, ….) , y la espera se hizo muy larga a las 2 entraron las doctoras y dijeron ” por fin una noticia buena hoy ” : REMISION COMPLETA.

Que alegria, eran las palabras que mas esperaba escuchar y al oirlas no me lo podia creer, Begoña acababa de  ganar su primera gran batalla casi sin despeinarse, la mas dura , pero ese día literalmente fué cuando perdió sin lindo pelo porque fué cuando se lo rapamos porque se le caía mucho, impacto, algo si, pero parecia otra vez un bebe, a ella no le molestaba en absoluto, solo cuando le metió la maquina su padre y luego se lo recortó su tita Vicenta ( seras siempre su tita ). Fué un daño colateral que sabíamos que iba a pasar y lo que tenía importancia en ese momento era su REMISION COMPLETA y mi llamada inmediata a su papa , que lloraba al oirme, al yayo lo tenia cerca para contárselo, tras el cristal.

  Si habia ganado una batalla importante, pero la lucha seguía, nos quedaron muchos mas días en esa habitación hasta completar el mes, muchos corticoides, antibióticos, medicaciones por boca, quimioterapia y hasta unos cuantos pinchazos en el culete que amargaban mucho a Begoña, su medula iba respondiendo, subiendo poco a poco los niveles y las infecciones no se acordaron de nosotras.

  A pesar de todo lo conseguimos, Begoña salió de su habitación de aislamiento el 29 de julio de 2011, cargadita de neutrófilos , con la cara hinchada por los corticoides pero con su sonrisa siempre en la cara para guiarme y apartar el miedo que sentia en ese momento.

  No se me olvidará la frase de la doctora ¿ como te va que mañana te demos el alta ?

Hoy os dejo una canción que habla de fuerza:

 

Anuncios