En estos momentos lo que me siento por encima de todo es ” MADRE” , por encima de cualquier otra etiqueta que  se me pudiera poner, es mas creo que nací para tener a mi niña, a mi sueño.

Cualquier madre sufre ante la enfermedad de un hijo, mas cuando es de una forma tan límite que se teme por la vida y todo, ahí olvidas todo, cambian tus prioridades, lo único que tienes en mente es un objetivo: QUE VIVA y que tu puedas ayudarle en todo lo que se presente.

   Cuando nació mi hija le hice una promesa, que iba a tener una infancia muy feliz, como yo la habia tenido, una enfermedad se ha cruzado en su vida demasiado pronto y aunque es cierto que le ha quitado muchos momentos de felicidad, no ha conseguido que se le borrase su sonrisa ni un solo dia, en algun momento estaba ahí para dar fuerzas a los que en ese instante nos estábamos hundiendo por la situación.

  Esa es la grandeza de Begoña, esa es mi fuerza, su suerte, su sonrisa permanente y su energia arrolladora , eso hace mas fácil este camino y nos da un respiro en esa lucha interior contínua contra la pena, contra el miedo.

   Mi hija en este momento me dá lecciones de vida a mí, pero en su momento quien me las daba y tiene gran responsabilidad en el carácter que tengo era MI MAMA,  la mujer mas importante de mi vida, ella no necesitó tener cáncer para irse, hay enfermedades mucho peores y a las que la gente le tiene menos miedo,a ella una ” pancreatitis necrohemorrágica” fulminante la dejó en la UCI en 2 dias y se la llevó en menos de un mes, con 57 años y con una salud expléndida, cuando yo tenía 21 años recien cumplidos, desde entonces no he vuelto a notar ese ” calorcito” que solo una madre sabe dar.

  Hoy mi hija y yo hemos ido a ponerle orquídeas ( la flor que yo relaciono con Begoña, por su hermosura, por su fuerza) y a pedirle que siga siendo su fiel angel de la guarda junto a su otro abuelito ( paterno).

   En el dia de la madre mi felicitación a todas las MAMAS que quieren a sus hijos ” mas que a su vida” , en especial a las mamis luchadoras que acompañan a sus hijos enfermitos y que sufren de forma silenciosa en una habitación de hospital, sabed que no estais solas, somos muchas las que llevamos una lucha paralela, contra nuestros miedos, contra nuestra pena de ver sufrir a nuestros hijos. Seguro que todos los dias teneis vuestra recompensa en forma de abrazo, sonrisa, mirada, palabra…

   Es un privilegio el ser madre, un regalo de la naturaleza, un sentimiento indescriptible por el que vale la pena luchar. Hoy os dejo un par  regalitos musicales  (    Begoña me ha hecho una manualidad, bueno la he hecho mas bien yo);

1- Cancion a mi niña:

2- Cancion a mi mama:

Y voy a añadir ademas una foto de las dos con la que concursamos en el dia de la madre del año pasado, quedamos segundas, casiiii, lo impotante es que me gusta mucho y ahora esta retocailla un poco por mi cuñada

Anuncios